top of page
Experiencia interconectada
  • alt.text.label.Instagram
  • Foto del escritor6s3r9

De la percepción a la conciencia absoluta: un viaje hacia tu yo auténtico


Introducción


“Dondequiera que percibas no puede ser quien eres.” Esta afirmación paradójica nos invita a embarcarnos en una exploración de la diferencia entre cómo percibimos el mundo y quiénes somos realmente en nuestro interior. Este artículo profundiza en las complejidades de la percepción y la identidad, ofreciendo orientación en el viaje transformador hacia la conciencia absoluta.


Percepción: El espejo y la máscara

La percepción sirve como espejo y máscara. Refleja el mundo que nos rodea pero también puede distorsionarlo. Influenciada por nuestra cultura, educación y experiencias personales, nuestra percepción da forma a la lente a través de la cual vemos el mundo, y a menudo nubla nuestra verdadera naturaleza en el proceso.


El primer paso: el autoconocimiento


Antes de que uno pueda avanzar hacia la conciencia absoluta, un paso fundamental es cultivar la autoconciencia. Las técnicas de atención plena, un diario introspectivo y una autoevaluación honesta son herramientas que pueden ayudar a eliminar las capas de influencias externas que han dado forma a nuestra percepción.


Estar presente: el poder del ahora


Eckhart Tolle dijo una vez: “Date cuenta profundamente de que el momento presente es todo lo que tienes”. A medida que te vuelves más consciente de ti mismo, empiezas a vivir en el presente. Esta presencia es más que temporal; Implica tomar conciencia de tus pensamientos, emociones y acciones en tiempo real, lo que permite una interacción más auténtica con el mundo.


Del presente a la conciencia colectiva


El viaje no se detiene en la autoconciencia individual. La siguiente etapa implica tomar conciencia de la interconexión de todos los seres, trascendiendo de la conciencia personal a la conciencia colectiva. Esta conciencia ampliada puede ayudarnos a comprender nuestros roles dentro de un contexto más amplio y llevarnos a una vida más plena.


Conciencia Absoluta: La Última Frontera


El destino final de este viaje es un estado de conciencia absoluta. En este estado trascendente, las barreras de la individualidad se disuelven y uno experimenta una profunda unidad con el universo o lo divino. Este nivel de conciencia a menudo requiere práctica y exploración espiritual durante toda la vida, pero las recompensas son inconmensurables.


Conclusión

El viaje desde la percepción hasta la conciencia absoluta es un proceso que dura toda la vida, pero cada paso proporciona una nueva capa de comprensión y satisfacción. Es una experiencia transformadora que enriquece nuestras vidas, nos llena de sabiduría y nos acerca a nuestro yo más auténtico.


Comments


Interconnected Audio Experince 6s3r9
00:00 / 02:06
bottom of page